La aplicación del canon digital ha supuesto el cierre de numerosas pymes

Leido en Barrapunto

La Asociación de Internautas ha presentado ante el Tribunal de Defensa de la Competencia un Informe elaborado sobre la situación real del sector tecnológico en el mercado español, en concreto, del sector minorista. Este informe está suscrito por quien conoce el impacto del canon de primera mano, y destaca los efectos reales de la imposición de un canon arbitrario y abusivo, sin control ni normativa a la que atenerse, más allá de un mero acuerdo privado que nada estipula sobre sus efectos pasados o futuros.

El informe
30-08-2006 – En esta breve exposición quisiera denunciar la terrible situación de restricción de competencia y desprotección jurídica a la que hemos quedado condenadas las pequeñas y medianas empresas del sector informático y nuevas tecnologías, del acuerdo de Asimelec (Los Soportes Digitales y el Canon por Copia Privada), acuerdo privado en aplicación de Ley, para regular la aplicación de canon digital por copia privada en la venta y distribución de soportes digitales, con una NO cumplida intención de regular y unificar el mercado.

El fracaso de este acuerdo es debido a que solo se han hecho efectivos, haciendo uso de un despliegue jurídico sin precedentes en el Estado, los puntos que sometían a obligación a las PYMES.

Los propios beneficiarios incumplen las condiciones y obligaciones a las que les somete el acuerdo y traspasan esta responsabilidad solidaria a sus clientes, nosotros, las PYMES. Y para argumentar esta denuncia de abuso por parte de las empresas dominantes, creadoras de dicho Acuerdo relato brevemente la penosa situación de nuestro sector, aportando para ello, si es preciso, pruebas de dichas actuaciones.

1º. El acuerdo de Asimelec entra en vigor el 1 de Septiembre del 2003. Ante la relevancia indiscutible de dicho acuerdo, y máxime teniendo en cuenta que las PYMES no fuimos informadas de su gestación ni invitadas a participar en ella, era vital una difusión clara y eficaz de las normas a las que debíamos someternos a partir de la entrada en vigor de dicho pacto. Esto no sucedió. Se nos informó auditándonos y reclamándonos el canon por copia privada con carácter retroactivo, aplicando la tarifa analógica y no la digital pactada en el acuerdo.

2º. Una vez publicado el Acuerdo y estar al alcance de quien lo “buscara”, una gran parte de minoristas comenzamos a “buscar” proveedores que respetaran lo acordado.

3º. Al no aplicarse de forma unánime y no ser respetado NI POR LOS PROPIOS FIRMANTES, los que pretendíamos seguir el Acuerdo por iniciativa propia, quedamos literalmente expulsados del mercado de la venta del soporte digital. Ya que el precio del producto con todas las tasas incluidas, da como resultado un PVP abusivo para el consumidor que encuentra mejor oferta en grandes superficies, franquicias, bazares y mercadillos.

4º. Con lo cual y ante las constantes ofertas de los propios firmantes del acuerdo, miembros de Asimelec, instándonos a beneficiarnos de la compra de partidas exentas de canon, que estaban justificadas por el Apartado / Preguntas frecuentes/ del mencionado acuerdo, los expulsados del mercado, adquirimos esas partidas creyendo que nos beneficiábamos temporalmente hasta la total unificación del mercado.

5º. Dichas adquisiciones han sido nuestra condena ya que ese punto del acuerdo queda a “libre interpretación” de las entidades privadas de gestión. Que no atienden a ningún tipo de corresponsabilidad con los proveedores, que nos ofertaron desde su posición dominante de información y mercado, esas partidas. Argumentado y justificando su cobertura legal con el Apartado / Preguntas frecuentes/.

La situación actual es:

Las pequeñas empresas que nos enfrentamos a demandas millonarias para responder por el canon, con carácter retroactivo, no solo de los soportes digitales, sino también estamos demandados por Mp3, Tarjetas de Memoria y Grabadoras de ordenador.

Todos los productos anteriormente mencionados, siendo claves en nuestro tipo de negocio, no son vetados por dos motivos:

a) No existe unificación de tarifas entre lo que reclaman judicialmente las entidades privadas de gestión y el acuerdo.

b) Nuestros proveedores oficiales (miembros de Asimelec y firmantes del acuerdo) no facilitan ni siquiera información al respecto del resto de productos que no son soportes digitales, y que las entidades privadas de gestión ya nos están reclamando vía judicial con carácter retroactivo.

Ante nuestras solicitudes de regularización por la amenaza de las acciones judiciales a emprender por las entidades privadas. Sus respuestas son vagas, ambiguas y confusas. Nuestros proveedores nos aconsejan elevar la consulta al fabricante, y el fabricante nos remite a nuestro proveedor.

La mayor parte de las ocasiones, la NO respuesta culmina con una invitación a abandonar la comercialización del producto.

Debemos lo comercializado con carácter retroactivo remontándonos a fechas anteriores al acuerdo y debemos lo que decidamos comercializar sujeto a canon. Nos sea aplicado por Asimelec o no, a pesar de solicitarlo. Su respuesta es que las tarifas digitales están por pactar, pero al existir el carácter retroactivo nosotros ya tenemos una deuda adquirida que supera al margen de beneficio.

Nuestro gremio ha sopesado la posibilidad de aplicar la tasa, ¿cual?, la que se nos reclama judicialmente (por Ej. 6,61 € mas IVA por grabadora de DVD de ordenador), lo que nos vuelve a expulsar del mercado al no resultar un precio competitivo ni asequible al consumidor que encuentra mejor oferta en grandes superficies, franquicias, bazares etc.

La progresión de la alteración del mercado interno conduce al cierre de multitud de PYMES. Y a la supervivencia, queda limitada a aquellos que se encuentren capacitados económicamente, para crear un nuevo sistema de negocio que consiste en la importación directa, aplicación de tasas y eliminación del margen de nuestros proveedores (Asimelec). Y de esta forma seguir ejerciendo nuestra actividad y poder mantenernos en un plano de competitividad racional y justa.

Ana María Méndez / “Asociación Española de Pequeñas y Medianas Empresas de Informática y Nuevas Tecnologías” (APEMIT)

Sin ncomentarios, habla por si solo…

Anuncios