No hay escusas

En un principio estaba el software propietario. Y se ideó el software libre.Algunos se quejaron porque era poco potente. Y se desarrollaron todas las herramientas GNU.Algunos se quejaron porque faltaba un núcleo. Y apareció Linux.

Algunos se quejaron porque no era portable. Y se portó a decenas de arquitecturas.

Algunos se quejaron porque no había soporte hardware. Y se programaron los drivers.

Algunos se quejaron porque no había soporte. Y se fundaron Red Hat, SuSE, etcétera.

Algunos se quejaron porque no era rentable. Y aparecieron las certificaciones y los planes de soporte basados en servicios.

Algunos se quejaron porque era difícil. Y se desarrollaron KDE y Gnome.

Algunos se quejaron porque había pocas aplicaciones. Y se programaron más de 20.000 aplicaciones en los repositorios públicos.

Algunos se quejaron porque era lento. Y apareció el núcleo 2.6.

Algunos se quejaron porque no había compatibilidad. Y se programaron Wine y Cedega.

Algunos se quejaron porque era feo. Y apareció Beryl.

Entonces, ¿cuál será la próxima excusa para no usar software libre?

Como en la anterior… nada más que añadir
Visto en: Punto y aparte

.

Anuncios