Dia de reyes… (4 dias despues)

Visto aquí

M: ¿Y cómo dices que se llama?
G: Johué.
M: ¿Y es rey?
G: Sí. Será el próximo rey.
M: ¿Quién lo dice?
G: ¿Perdón?
M: ¿Qué quién te lo ha dicho?
G: Lo he leído en las estrellas.
M: ¿En las estrellas del cielo?¿En esos puntos diminutos que brillan tenuemente?
G: Ajá.
M: ¿Me estás diciendo que estamos recorriendo medio continente porque viste algo en unas estrellas?
G: Eso mismo.
M: ¿Cuándo?
G: ¿Cuándo qué?
M: Cuando viste eso en las estrellas.
G: El jueves pasado.
M: ¿El día del cumpleaños de Viernes?.
G: Te he dicho que no se llama Viernes. Ése es otro tipo…
M: ¿Otro tipo qué?
G: ¡De color! Este se llama Basalta… Balatasa… Baltasar.
M: ¿Viste las estrellas el día del cumpleaños de Baltasar?
G: Sí.
M: ¿Después de cenar?¿A qué hora?
G: Sí. Sobre las cuatro de la mañana.
M: ¿Cuántas copas llevabas?
G: ¿Perdón?
M: Yo llevaba ocho copas. ¿Tú cuántas llevabas?.
G: Seis o siete.
M: Llevabas seis o siete cervezas y viste en las estrellas que un tal Joé será el próximo rey, ¿no?.
G: Errr… sí. Más o menos, es así.
M: Pues sabes lo que te digo, que me largo. Yo paso de ti. Y de tus chorradas alcohólicas.
G: Sabes que el alcohol agudiza mis poderes…
M: ¡Y una mierda!.
G: Acerté lo del diluvio.
M: Muy listo. Llevábamos dos semanas con las nubes tan negras que parecía un eclipse. Hasta un tonto lo hubiese acertado.
G: Viernes dijo que eran los extraterrestres.
M: ¡Ja,ja! Le has llamado Viernes.
G: ¡Mierda!.
M: Llevamos un montón de días andando. Y en todos los pueblos están los bebés muertos.
G: Tenemos que seguir buscando.
M: ¿Buscando? ¿No sabes dónde vive?
G: En un principio pensé que en Jerusalén…
M: ¡Hace horas que pasamos esa ciudad!
G: …Pero como estaban los bebés muertos, he creído que no podía estar ahí.
M: ¿Y ahora dónde vamos?
G: A buscar al bebé que esté vivo. Ése será Johué.
M: ¿¡Podría estar en cualquier lado!?
G: La estrella nos guía.
M: ¿La qué?
G: La estrella fugaz.
M: ¿Estamos siguiendo una estrella?
G: Sí.
M: ¿Esa que acaba de pasar?
G: No, una que vi cuando estábamos saliendo de Jerusalén.
M: ¿Y dónde está?
G: No sé. Duró unos segundos.
M: Entonces estamos perdidos, ¿no?
G: No, nos guía la fe y la…
M: ¡ESTAMOS PERDIDOS! JODIDO LOCO. DEBERÍAS HABER SEGUIDO SIENDO PELUQUERO.
G: Esta es mi verdadera vocación.
M: Y una mierda. Voy a decirle a Viernes que tire todo el cargamento en este lugar. Ale, que se joda Joé. Nos volvemos a casa.
B: Sí, bwana.

PD.: Otro puto jersey… (otra puta colonia, corbata o lo que sea tradición)

Anuncios